Contáctanos

Reportaje

Teatro Nacional de Panamá: un espacio para todas las artes

La casa de la cultura panameña lanza la serie fotográfica “Un lugar para todos”: un proyecto realizado en colaboración con PhotoLab Panamá, para resaltar que esta histórica sala es un escenario abierto a la gran variedad de disciplinas artísticas que existen. La serie fotográfica estará disponible primero en una galería virtual y se contempla, después, hacer una exposición presencial y realizar un libro con detalles y anécdotas del proceso creativo.

Por Winnie T. Sittón

Fotos: Cortesía Teatro Nacional de Panamá

 

A partir de este mes, el Teatro Nacional de Panamá exhibirá de forma virtual la serie fotográfica “Un lugar para todos”, que retrata de manera conceptual doce disciplinas artísticas, en diversos espacios de su estructura. El trabajo, que fue realizado en conjunto con la organización PhotoLab Panamá, hará parte de una exposición presencial y se contempla también la realización de un libro.

Según César Robles, director de este centro cultural y teatrista, el Teatro Nacional es un espacio abierto para una amplia variedad de artistas, disciplinas y públicos y no solo para los géneros clásicos. “Por esa razón buscábamos la forma de incorporar diferentes disciplinas artísticas y la fotografía, como una de las artes modernas, nos resultó lógica para iniciar”.

Así fue como eligieron doce disciplinas artísticas para ser retratadas en doce lugares del Teatro Nacional, desde espacios ya conocidos, como la sala, el foyer y el escenario, hasta aquellos adonde el público no tiene acceso, como el sótano, los camerinos y la tramoya. “Al final, se buscó establecer una relación clara entre la disciplina, el lugar y el artista”, agrega Robles. 

Ileana Forero, directora artística de PhotoLab Panamá y una de las fotógrafas que participa de la serie, indica que primero se aterrizaron los doce conceptos de las fotos y luego decidieron los artistas que querían invitar. “Los seleccionamos a partir de los lenguajes fotográficos por los que son reconocidos y luego se les asignaron los temas. La idea era lograr que encajaran los estilos de cada uno con cada disciplina a retratar, pero incentivando un reto creativo que los sacase de su zona de confort. 

Más información en 

https://teatronacional.org. 

 

Ballet

La relación entre la música y la danza es una de las expresiones más antiguas del arte. Joshue Ashby y las bailarinas del Youth Ballet Company Panamá son fotografiadas por Ileana Forero mientras se preparan en el “Green Room” para salir a escena.

 

Canto lírico

Una buena presentación artística es como magia pura que nos hace flotar. El arte sana el alma y nos hace más humanos. Diana Durán, conocida como “The Flying Soprano”, es fotografiada por Eduard Serra en el escenario principal del Teatro Nacional.

 

Aerealismo

Como el arte mismo, la danza aérea es vertiginosa e hipnotizante. Energía pura, a la vez efímera e inmortal. Irene Chamorro fotografía a Andrea Álvarez, de la compañía de danza Gramo Danse.

 

Dramaturgia

Arturo Wong Sagel (galardonado en 2016), Manuel Paz Batista (2017), Isabel Burgos (2018) y Javier Romero Hernández (2019), dramaturgos panameños galardonados con el Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró en Teatro, son fotografiados por David Sauceda, en el sótano del Teatro.

 

Jazz

El jazz, como estilo de baile, es sinónimo indiscutible de teatro musical. Ana Melissa Pino de La Guardia, coreógrafa, bailarina, maestra y mentora de innumerables talentos de la danza, es fotografiada por Fernando Bocanegra, entrando a la platea del Teatro.

 

 Diablicos

Justo al bajar por las escaleras del “backstage”, donde los artistas se preparan para salir a escena y encantar a su público, los Diablicos Sucios de Culturas y Tradiciones Son de Panamá son fotografiados por Grey Díaz.

 

Circo

Los artistas de circo desafían las alturas y las capacidades del cuerpo humano para entretener a su público. Cuatro pisos sobre el escenario, los artistas de circo contemporáneo de La Tribu Performance son captados por Gerardo Pesantez cuando se toman la tramoya.

 

Cultura congo

El palco regio es, históricamente, reservado para los miembros de la realeza. Allí, José Cho fotografía a la reina congo Eneida Reyes y a miembros de su Palenque de San Sebastián de Pueblo Nuevo en Cativá, provincia de Colón.

 

Música

La música siempre ha tenido una relación especial con el Teatro Nacional. El edificio se llena de vida cuando las notas de los instrumentos musicales invaden el espacio. La cellista Karina Núñez y la violinista Melanie Taylor son fotografiadas por Janin Gastón.

 

Narración oral

La narración oral es la forma tradicional con la que los pueblos pasan nuestra historia de una generación a otra. Agustín Goncalves retrata tres generaciones en un cuadro familiar en el foyer del Teatro Nacional, en colaboración con el Festival de Arte Dule.

 

Polleras

Como coreógrafos, bailarines y maestros, Michelle González, Odette Cortez, Ángel Jiménez y José Sosa Roner son parte de una generación de relevo de la diversidad folclórica de nuestro país. Rafael Chong capta un momento de camaradería en el camerino antes de iniciar el espectáculo.

 

Teatro

Tres de los personajes principales de “Sueño de una noche de verano”, de William Shakespeare, cobran vida tras el lente fotográfico y la composición digital de Javier Alejandro Solís. Titania (Juliette Roy), Oberón (Gabriel Pérez Matteo) y Puck (Monalisa Arias) se toman las cosas en sus manos.