PaisesSuraméricaColombiaSalento y Valle de Cocora: Estrellas del Quindío
Salento y Valle de Cocora, Colombia | Panorama de las Americas

Salento y Valle de Cocora: Estrellas del Quindío

El colorido ambiente de Salento y el calmo verdor del Valle de Cocora se amalgaman para atraer y deleitar a los viajeros que llegan a esta zona del Quindío, una de las joyas turísticas y de naturaleza más atractivas de Colombia.

Por Vicky Santana Cortés

Fotos: Andrés Mayr

Una colorida hilera de casas y balcones floridos nos da la bienvenida a Salento, luego de recorrer los verdes 27 kilómetros, con olor a dulce y café, que lo separan de Armenia, la capital del departamento colombiano de Quindío.

Estamos en la Calle Real del llamado “municipio padre”, el más antiguo del departamento, que este año cumplirá 180 años de fundado. La increíble variedad de colores (naranja, verde limón, amarillo, rojo, azul pacífico…) de puertas y balcones contrasta con las paredes blancas, en su mayoría hechas de bahareque y tapia pisada.

Salento tiene impresa en su bien conservada arquitectura las huellas de la colonización antioqueña, que tuvo lugar en esta zona del Eje Cafetero hacia mediados del siglo XIX. Las puertas se abren para dar paso a un largo corredor con zócalo de color fuerte, adornado con barandas en chambrana de madera y macana. Alrededor del patio están las habitaciones; al lado, cocina y baño y, al fondo, el patio de atrás con huerta y árboles frutales.

Vista panorámica

Desde el Mirador Alto de la Cruz es posible descubrir porqué Salento es considerado uno de los pueblos más bellos de Colombia. Luego de 250 escalones, puede observar el recto trazado de la Calle Real, la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, sus casas vistosas y más allá, si el día lo permite y no hay niebla, el Valle de Cocora y los bosques circundantes.

A lo largo de la Calle Real, cafés, restaurantes, posadas y hostales se intercalan entre las casas de una o dos plantas. Es posible conocer el pasado del lugar a través de dibujos y fotografías que reposan en el Museo Fotográfico, mientras se degusta una aromática bebida en el Café Don Matías. Las artesanías, en especial de platería y bisutería, son parte del paisaje cultural de Salento.

Viajar en jeep

En la plaza principal llaman la atención los viejos “jeeps” Willys, con modelos de los años 60 o 70. Estos autos fueron fundamentales en la cultura del café, ya que desde su llegada al país —después de la Segunda Guerra Mundial—remplazaron el trabajo de carga que hasta entonces realizaban las mulas. El célebre término “yipao” determina el tamaño de la carga de plátano, mazorca o cualquier producto del campo que es capaz de llevar cada uno. Hoy sus conductores alternan sus servicios de transporte de mercancías o enseres con recorridos turísticos.

Valle de Cocora o el paisaje cambiante

La Reserva Natural Valle de Cocora es el hábitat natural de la palma de cera del Quindío, reconocida como el árbol nacional de Colombia. Está a 11,5 kilómetros, tiene mil hectáreas de extensión y alberga el 85% de las palmas de cera existentes en el territorio colombiano.

En este paisaje de ondulados verdes, un cielo muy azul se abre como telón de fondo de las esbeltas palmas, y diez minutos más tarde la niebla baja de las montañas y cubre sus coronillas, dejando apenas al descubierto los anillos que evidencian su longevidad. Es el bosque de niebla andino, que aquí cobra una dimensión casi teatral con las siluetas de las palmas que se yerguen en las laderas de las colinas. 

Quienes se adentran en la reserva pueden realizar caminatas de cuatro hasta 16 kilómetros —es posible también hacer el recorrido en cabalgatas guiadas—, atravesar siete puentes colgantes y observar de cerca el nacimiento del río Quindío, principal recurso hídrico del departamento, en inmediaciones de la Estación Biológica Estrella de Agua, que, a su vez, es la entrada al Parque Nacional de los Nevados, otra de las atracciones del turismo de aventura en la zona.

Cómo llegar

Desde Norte, Centro, Suramérica y el Caribe, Copa Airlines lo lleva a Armenia, capital del departamento del Quindío, desde su Hub de las Américas en Ciudad de Panamá.

De Armenia a Salento hay un trayecto de 27 kilómetros por buena carretera. De Salento a Valle de Cocora hay transporte turístico en “jeep” desde la plaza principal del pueblo.

Dónde y Qué comer

Sin dudarlo, pida una trucha arcoíris acompañada de un “Canelazo”

Bosques de Cocorawww.valledelcocora.com.co

Sueño de fresas, de Olier Chocolatl (Salento).

www.fresas.salento.com.co

Donde Juan B. En plena reserva del Valle de Cocora.

Dónde alojarse

Finca Hotel El Ocaso, ubicado a tan solo 4 km de Salento, es una típica hacienda cafetera con más de cien años de historia. Su “coee tour” es uno de los más solicitados.

https://www.fincaelocasosalento.com

El hotel El Mirador del Cocora, con una vista espectacular dada su ubicación.

www.elmiradordelcocora.com

El Hostal Ciudad de Segorbe, una casa reconstruida, con más de cien años de antigüedad.

www.hostalciudaddesegorbe.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

aa
Follow us
Este sitio web está registrado en wpml.org como sitio de desarrollo.