Contáctanos

Destinos

Postales de Curaçao

A través de estas postales, primero, y ojalá muy pronto en persona, lo invitamos a disfrutar de la maravillosa paleta de colores que ofrece Curaçao: un remanso de tranquilidad en medio del Caribe.

Texto y fotos: Demian Colman

La primera impresión que tiene uno al recorrer Curaçao es la de estar en medio de una paleta de pintor. Esta isla del Caribe —a solo cincuenta kilómetros de la costa noroccidental de Venezuela, pero perteneciente al reino de los Países Bajos— deleita nuestros ojos y enriquece nuestra alma con los azules y turquesas del mar, el azul celeste mezclado con púrpura, rojo, naranja y amarillo de sus atardeceres y los colores de sus casas y murales.

Centro Histórico
Al recorrer los estrechos callejones y admirar la arquitectura colonial de los bellos edificios de Willemstad, capital del país, entendemos por qué su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997. El más antiguo de sus barrios es Punda, donde encontramos el Fuerte Ámsterdam, hoy casa del gobernador. Al otro lado de la bahía de Santa Ana, cruzando el puente flotante de la reina Emma, está Otrobanda con su Fuerte Rif, convertido hoy en un centro comercial. Más allá está Scharloo, el barrio artístico y bohemio del país.

Murales
Los murales de Curaçao son hipnóticos no solo por su explosión de color, sino también por la variedad de temas que proponen: desde paisajes realistas hasta rostros perfectamente delineados, pasando por animales y dibujos abstractos. Cada artista nos invita a detenernos frente a ellos, convirtiendo la isla en un enorme museo al aire libre.

Parque Nacional Christoffel
Lugar ideal para una excursión, ofrece ocho senderos para caminar de distinta dificultad y duración, pero sin dudas el gran reto es llegar a la cima, que se alcanza aproximadamente en tres horas. Debido al sol y al calor extremo, se recomienda empezar a las seis de la mañana bien provistos de agua y calzado adecuado.

Parque Nacional Shete Boka
Ubicado en la costa norte de la isla, no solo ofrece costas abruptas, también atractivos debajo de ellas. Empezamos el recorrido en la cueva de Boka Tabla, donde esperamos llenos de adrenalina, inmersos en las entrañas de la tierra, el ingreso del agua; luego decidimos ir hasta el puente natural y para eso atravesamos los campos de roca volcánica, azorados por el sonido estridente de las olas castigando el territorio.

Blue Curaçao
Colores en el cielo, colores en el mar, casas de colores, colores por doquier. Pero hay uno que resalta: el del licor característico de la isla. Para conocer el proceso de fabricación del mundialmente famoso Blue Curaçao, fuimos a la histórica plantación Chobolobo, que desde 1896 fabrica la tradicional bebida que acompaña nuestros cocteles favoritos
(chobolobo.com).

Salina Di Jan Kok
En la salina Di Jan Kok irrumpen por sorpresa, entre el verde de las plantas y el brillo del agua, unas tonalidades rosadas que nos hacen recordar que estamos en la isla de los colores. Los flamencos caminan con sus largas y majestuosas patas, retorciendo el cuello de formas que no podemos explicarnos y hundiendo la cabeza en el agua en busca de alimento, mientras nosotros, a la vera del camino, los contemplamos alegremente.

Avestruces
¡Día de safari! ¿En Curaçao? Sí, de safari. En la granja de avestruces de Curaçao, a bordo de un jeep, aprendemos sobre estas grandes aves africanas, les damos de comer y hasta nos paramos sobre un verdadero huevo de avestruz
(curacaoostrichfarm.com).

Playas
Este paseo en arcoíris no podía terminar sin otra buena exhibición de color. La blanca arena nos llama desde lejos solo para mostrarnos la mezcla perfecta entre azul y turquesa del mar. Listos para practicar nuestro deporte acuático favorito o zambullirnos en su interior para descubrir el mundo de colores y vida que lo habita abajo, por un momento confundimos los azules de cielo y mar. Pronto todo se va tornando en un naranja que aumenta de intensidad a medida que el gran Febo rojo se despide de nosotros, para darle luego paso a la noche que con sus propios colores se abre frente a nosotros.

Datos útiles

  • Curaçao es un país autónomo dentro del reino de los Países Bajos.
  • Su moneda oficial es el florín, pero aceptan dólares en toda la isla.
  • Se hablan tres lenguas oficiales: holandés, inglés y papiamento, que es el más usado por los habitantes de la isla, aunque muchos hablan también español y/o portugués.
  • Esté atento a la apertura dela isla para turistas y otra información en www.curacao.com