Contáctanos

Vistas de Panama

Panamá: meca del consumo

En Latinoamérica, a la hora de hacer las mejores compras, todos los caminos conducen a Panamá. Panorama de las Américas repasa algunas de las ventajas que han convertido a la capital centroamericana en el espacio por excelencia para quienes gustan del turismo de compras, desde la tradición comercial histórica del país hasta el aterrizaje de grandes casas de lujo, pasando por la proliferación de malls en número y tamaño inusitado para un país tan pequeño. Todo ello complementado con una oferta natural y cultural que hace del país un destino completo.

Por Juan Abelardo Carles
Fotos: Carlos Gómez

Ir de compras en Panamá se siente como si fuera víspera de Navidad, pero todo el año, sobre todo si es fin de semana y se hace en las principales zonas y centros comerciales, cuyos pasillos están llenos de compradores cargados de paquetes. La competencia entre los malls es fiera, por lo que la oferta de productos y tiendas se complementa con presentaciones de grupos musicales, exposiciones de arte, competencias y atracciones variadas.

Puede encontrarse, por ejemplo, con un conjunto de danzas folclóricas panameñas recorriendo los más de dos kilómetros que tiene el pasillo central de Albrook Mall, el centro comercial más grande de Latinoamérica. Nadkyi Duque, su directora de mercadeo y presidenta de la Asociación Panameña de Centros Comerciales (APACECOM), explica por qué son tan atractivas las compras en Panamá: “Nuestros precios son más bajos que en Centro y Suramérica y, en algunos casos, incluso más bajos que en Miami. Y si a eso le agregas que nuestro impuesto al consumo es también el más bajo de la región, que nuestros precios se fijan en una moneda muy estable, el dólar americano, y que desde casi todos los países no necesitas aplicar por una visa para entrar a Panamá, las ventajas son evidentes”.

Hay doce centros comerciales mayores en la zona metropolitana de la capital panameña y se están construyendo once más. En una época de franquicias, podría pensarse que todos estos templos del consumo tienen la misma oferta, y aunque hay tiendas que obviamente instalan sucursales en cada uno de ellos, los malls tienen sus pequeñas diferencias; además, existen otras zonas de compras que vale la pena recorrer.

Albrook Mall

El distintivo de este centro de compras es, por supuesto, su tamaño, que le permite ofrecer desde tiendas de ofertas hasta boutiques de marcas de lujo, pasando por electrónicos y souvenirs. A solo cinco minutos de Ciudad de Panamá, Albrook Mall ofrece más de setecientos comercios, incluyendo supermercado, salas de cine, farmacias, bancos, salones de belleza y más de cien restaurantes divididos en tres food courts. Entre sus amenidades también encontramos un casino, cancha de bolos, sala de videojuegos, show de luces, DJ staff de animación, juegos mecánicos para niños, trencitos para el recorrido y mucha diversión.

Ya es habitual ver a nacionales y turistas tomándose fotos junto a los gigantescos animales que sirven de referencia para orientarse en los interminables pasillos, particularmente bajo el tiranosaurio rex o en las garras de King Kong. Si de variedad se trata, en Albrook Mall podrá encontrar artículos de todas las categorías: electrónica, perfumería, calzado, ropa, tiendas por departamento, accesorios, souvenirs, joyería, relojería, salud, belleza y mucho más. Los conocedores recomiendan reservarle dos días completos, si quiere peinar la zona a conciencia y descubrir todo lo que puede ofrecer. www.albrookmall.com

El Dorado Mall

Es el centro comercial más antiguo y se distingue por tener sucursales de algunas de las tiendas más clásicas del país, así como una gama de comercios chinos e indios que lo pueden llevar a un mundo tradicional de porcelanas, sedas y muebles de palo de rosa, o bien ofrecerle la última moda del Lejano Oriente. De hecho, el comercio oriental se ha expandido por locales y avenidas contiguas al centro comercial. Hace poco, el centro de compras culminó una serie de remodelaciones y expansiones propuestas para enfrentar la competencia. Le sugerimos iniciar su gira de compras con un delicioso dim sun (desayuno chino) en alguno de los restaurantes que rodean la zona.
Ubicación: Avenida Ricardo J. Alfaro.

Soho Mall y Multiplaza

Ambas propiedades se han perfilado como santuarios del consumo lujoso, y muchos de sus paseos y plazoletas reproducen los mismos nombres que se verían en la Quinta Avenida de Nueva York, la Avenida Montaigne de París o la Via Monte Napoleone de Milán. Panamá ha sido escogida por muchas marcas suntuarias internacionales para dar sus primeros pasos en Latinoamérica y nombres como Chanel, Ermenegildo Zegna y Carolina Herrera han plantado aquí su bandera. Al respecto, Marie-Laure Clos, vicepresidenta de prensa de Chanel para Latinoamérica, nos revela que “Panamá se posiciona principalmente por su ubicación estratégica y la conectividad orgánica de que goza con el resto de Latinoamérica, gracias a su aeropuerto, que funciona como un hub entre Norte y Suramérica.

Hoy en día esa conectividad se ha multiplicado y, con la llegada de las otras marcas de lujo, Panamá se ha posicionado como un destino de compras con un amplio rango de posibilidades, incluyendo acceso a experiencias de compra con las más reconocidas casas de lujo a nivel internacional”. De hecho, firmas de lujo de países latinoamericanos, como Carmen Steffens (Brasil) y Pineda Covalín (México) ven en Panamá un espacio estratégico en la internacionalización de sus productos.
www.multiplaza.com y Soho Mall Panamá (en Facebook).

Los Pueblos, Metromall, Los Andes Mall y Westland Mall

Si los precios altos lo asustan y lo suyo son las ofertas o descubrir esos zapatos de marca al precio más escandalosamente bajo que se le pueda ocurrir, ahí están Los Pueblos, Metromall, Los Andes Mall y Westland Mall. Los Pueblos y Metromall están enfrentados sobre la misma avenida (Vía Domingo Díaz), por esta razón podrían formar parte de una misma expedición de compras. Westland Mall se especializa en saldos, pero hay que salir de la ciudad, en dirección al pueblo de La Chorrera. Por su parte, Los Andes Mall tiene la ventaja de ser accesible tomando el metro de la ciudad.
www.metromallonline.com, Los Pueblos Panamá (en Facebook), www.losandesmall.com, www.westlandmall.com.pa.

Altaplaza Mall

La más reciente adición a la comunidad de malls de la ciudad lo constituye Altaplaza Mall, sobre la avenida Centenario, con una oferta variada y muchas actividades de entretenimiento para los clientes. Con un diseño novedoso, elegante y rodeado de naturaleza, su oferta de tiendas cubre segmentos de consumo medio y alto.
www.altaplazamall.com

Zona Libre y Casco Viejo

Lo bueno de Panamá es que las compras pueden tener un sabor especial, si lo que se quiere es salir del libreto tradicional de compras en un mall. Para ejemplo, basta caminar por las calles de su Casco Viejo, el corazón colonial de la ciudad, que se ha convertido en un paraíso para artículos calificados como hippie chic. Entre las casonas coloniales y los monumentos históricos, se cuelan tiendas que venden arte popular, artesanías indígenas, papeles artesanales, antigüedades y productos orgánicos, por mencionar algunas posibilidades. Los domingos se abre un bazar en la Plaza de la Independencia, frente a la Catedral, que puede ser el punto de partida para un día pleno de descubrimientos y compras fuera de lo común.

La visita al Casco Viejo se puede complementar con una parada en el Mercado de Artesanías que está al salir de El Chorrillo, por la vía Arnulfo Arias, hacia Balboa. Por otro lado, la Zona Libre de Colón aún sigue cumpliendo su función como suplidor de mercancías para la cuenca del Caribe, y aunque sus comercios se especializan en la venta al por mayor, hay algunos en los que se puede comprar al detalle. Sin embargo, no espere aquí las comodidades de una tienda o centro comercial, y prepárese a aguantar sol y lluvia.
www.cascoviejo.com

Compras y algo más

Hay agencias especializadas en combinar giras de compras con visitas a sitios de interés histórico o natural. Enrique Pesántez, operador turístico, es uno de los más experimentados armando este tipo de recorridos. “Panamá tiene la ventaja de que es chico y que todo está muy cerca. El visitante puede, por ejemplo, usar la mañana para recorrer las ruinas coloniales de Portobelo y Chagres, en la costa caribeña; las playas del Pacífico o las selvas tropicales que rodean Gamboa, al norte de la capital, y quedarse, después del almuerzo, haciendo compras en alguno de los malls de la ciudad”, comenta Pesántez (www.pesantez-tours.com).

Queda claro entonces que Panamá es el sitio para ir si se quieren hacer compras en grande, pero aún puede ir más allá, pues se trata de un país con historia, naturaleza y cultura excepcionales. Los panameños siguen trabajando para consolidar y engrandecer esa reputación. Aerolíneas como Copa Airlines trabajan de cerca con la industria turística local, ofreciendo interesantes paquetes. Además, los gremios comerciales han decidido que, a partir del próximo año (2017), la versión local del llamado Viernes Negro se celebre el 15 de septiembre. Así que si usted es comprador diestro, separe la fecha y prepárese para vivir una experiencia de consumo única en Latinoamérica.