Contáctanos

Destinos

Medellín es sinónimo de resiliencia

Jardín Circunvalar, nuevo metrocable Picacho, transformación del centro, impacto en el arte, agricultura limpia y biciturismo… Medellín sigue preparándose para la reapertura con mucho trabajo y la frente en alto.

Por Juan Felipe Sierra 
Fotos: Demian Colman

 

Mantenerse en el corazón y la mente de las personas del país y el exterior ha sido una de las claves de Medellín en este tiempo de pandemia para seguir vigente y prepararse para la reactivación del turismo, con nuevas experiencias para sus visitantes.

Este último año ha sido una oportunidad para que la capital antioqueña se reinvente y resalte lo nuevo, incluso haya recibido reconocimientos internacionales y esté lista para la reactivación, no solo con sitios que brindan nuevas experiencias, sino que también ofrecen garantías de bioseguridad.

¿Y qué hay de nuevo?

A los tradicionales y emblemáticos lugares se suman ahora nuevas experiencias, como la que ofrece el Jardín Circunvalar de la Comuna 8: tiene las mejores panorámicas de la ciudad, aire puro a más de 2.000 metros de altura sobre el nivel del mar, conexión con la naturaleza, bosque de pinos, gastronomía de barrio, sendero ecológico para practicar deporte… en fin, un recorrido para desconectarse y tener una nueva perspectiva de la ciudad.

Allí se llega tomando el tranvía en la estación San Antonio del metro y haciendo un transbordo en el metrocable de la línea H hasta la estación Las Torres. Al descender ya se siente un ambiente más rural. Falta subir algunas escalas y se llega a la ruta circunvalar: un recorrido de naturaleza que se hace a pie en unos 45 minutos. Para regresar al centro de la ciudad, puede tomar el metrocable de la línea H en la estación 13 de noviembre, donde se topará con Guayaquil, el centro comercial a cielo abierto más grande de la ciudad.

“Centro con Sentido”

La conexión entre el Parque Berrío, la Plaza Botero, el Parque Bolívar y la Plazuela San Ignacio reúne patrimonio histórico, cultural y educativo. “Centro con Sentido” es el principal programa diseñado para resaltar sus atractivos, con diez proyectos específicos para cada zona. En la Plazuela San Ignacio, por ejemplo, que agrupa cerca de sesenta centros educativos, se prepara el plan “Parques de Bolsillo”, zonas seguras de cerca de mil metros cuadrados cada uno. Según Mónica María Pabón, gerente del Centro de Medellín, habrá tres terminados al finalizar este año. 

Igualmente, se destacan las zonas ZUAP (Zonas Urbanas de Aire Protegido), donde se controlan las emisiones de gases contaminantes para mejorar la calidad del aire, y la reciente inauguración de la línea P, la sexta del sistema metrocable, en El Picacho. Jaime Andrés Ortiz, coordinador de proceso en el metro de Medellín, informa que la Tarjeta Cívica permite acceder a todo el sistema con un solo pago. 

Acceso al arte urbano 

En pleno centro también está la Plaza Botero, con las obras que el maestro Fernando Botero donó a la ciudad, y el Museo de Antioquia, que se reinventó tras enfrentar el cierre obligatorio por la pandemia. Su directora, María del Rosario Escobar, dice que se enfocaron en el acondicionamiento de la bioseguridad mientras fortalecieron lo digital para ofrecer un espacio virtual. Hoy, el espacio físico recibe en promedio 120 visitantes diarios frente a los 800 que recibían antes de la pandemia. Sus seis salas comprenden la historia del arte colombiano desde el período prehispánico y las exposiciones están montadas en forma de diálogo. Además de las exhibiciones permanentes, tiene salas temporales con obras de jóvenes talentos. El mes pasado fue inaugurada la exposición “De anónimas a manifiesto”, que va hasta julio. Este año el Museo cumple 140 años de historia y es el “año Botero”, por lo cual restaurarán la Plaza Botero y reubicarán algunas obras.

Agricultura limpia

En el corregimiento de San Cristóbal, el visitante puede tener un acercamiento a la agricultura limpia y autosostenible. Hay fincas que producen verduras, flores y frutas sin uso de agroquímicos, y cuidan del suelo con microorganismos de montaña y abonos orgánicos. Entidades como Penca de Sábila promueven este tipo de agricultura.

Otro ambiente natural es el que ofrece San Antonio de Prado, ideal para hacer caminatas o biciturismo. Muy cerca está la Casa del Ciclista, taller y centro cultural, donde ciclistas de todas partes del mundo planean recorrer la región o hacen escala de un recorrido internacional. Hasta allí llegan en sus caballitos de acero, suben montañas, atraviesan caminos y abrazan la naturaleza de la zona. “En doce años de historia hemos recibido a más de 2.700 viajeros que, además de compartir sus experiencias, construyen comunidad y mueven la economía de la zona”, manifestó Manuel Velásquez, su fundador.

 

Otros sitios de interés

En la Ruta N se gestan los procesos innovadores y de desarrollo por medio de la articulación entre universidad, empresa y Estado. “Un reto clave que se avecina es consolidar el Valle del Software, que generará en los barrios nuevas ‘start-ups’ y fortalecerá la cocreación con las grandes empresas”, afirma Javier Darío Fernández, director de Ruta N. Nuevos inquilinos de este complejo son Mercado Libre y Alibaba. La corporación está muy cerca de la zona turística que comprende Jardín Botánico, Parque Explora, Planetario Municipal, Parque de los Deseos y Parque Norte.

Por el lado occidental no se puede dejar de mencionar el tur del grafiti en la Comuna 13, con sus escaleras eléctricas, ambiente de cultura urbana, alegría, conexión con el hip-hop, la champeta y otros géneros musicales que dan cuenta de la transformación de esta zona, que es sinónimo de resiliencia. Desde sus balcones se aprecia otra panorámica de la ciudad, que el visitante puede acompañar con una buena cerveza artesanal, producida allí mismo por la comunidad.

Y si bien la pandemia ocasionó la cancelación de eventos, otra industria importante de la urbe, se espera para el segundo semestre del año la realización de 97, 32 de los cuales son internacionales, que representan una derrama económica de unos 61.000 millones de pesos (unos 16,7 millones de dólares). Se destacan el Congreso Mundial de Coaching Educativo, Tourism Cares (turismo comunitario), Encuentro de Ciudades por la Felicidad y ELLA Festival, entre otros.

Reconocimientos y posicionamiento

Durante este largo período de cierre, la ciudad ha trabajado para no perder vigencia y ha participado en ruedas de negocios y ferias virtuales como Travel Fest Colombia 2020 y 2021. Tal vez por ello recibió, en noviembre pasado, el World Travel Award como destino de escapada urbana líder de Suramérica. Igualmente, la guía de turismo Lonely Planet recomendó a la capital de Antioquia como uno de los mejores destinos de revitalización urbana del mundo y fue nombrada primer destino turístico inteligente de Colombia, tras el diagnóstico hecho por la empresa Segittur, sociedad estatal española dedicada a gestionar innovación y tecnologías del sector turístico. Así se convierte en el segundo destino inteligente de Latinoamérica, después de Tequila (México).

“Esto fue gracias al trabajo con empresarios, creación de estímulos para la sostenibilidad y reactivación del sector turístico, a través de la presentación de proyectos en temas de bioseguridad, certificaciones, ‘marketing’, capacitación y formación de los empleados”, explica Ledys López Zapata, subsecretaria de Turismo de Medellín.

La ciudad ofrece al visitante la oportunidad de programar su viaje en el sitio web medellin.travel, guía oficial de viajes, así como visit.medellin, sitio que tiene más de setenta experiencias para que el viajero disfrute y sea atendido con todas las garantías.

“Entre las enseñanzas más importantes que nos ha dejado la pandemia es ver los frutos de trabajar articuladamente y enfrentar juntos los objetivos comunes para fortalecer el turismo de la ciudad: Alcaldía, gremios, Gobernación, empresarios y prestadores de servicios turísticos”, comenta al respecto Sandra Howard, directora del Medellín Conventions & Visitors Bureau.

“En el proyecto de reactivación, atendimos a 407 empresarios no solo de Medellín, sino en otras subregiones de Antioquia”, anota Beatriz Velásquez, directora Clúster de Turismo. De esta forma, Medellín sigue presente en la mente de los viajeros nacionales e internacionales que quieren contagiarse de ese cambio constante al venir a conocer estas nuevas experiencias de transformación.