Contáctanos

Destinos

Los diez de Toronto

La capital de la provincia de Ontario, ciudad multicultural, destacada por su tolerancia ante la diferencia, abre sus puertas plenas de lugares de interés para el visitante y actividades al aire libre. He aquí diez ideas para aprovechar esa escapada que tanto hemos estado esperando.

Por: Julia Henríquez  

Fotos: Javier Pinzón

 

1. Centro de Ciencia de Ontario

Una visita indispensable para turistas y locales desde su apertura, en 1969. Este santuario del conocimiento surgió para comprobar que la ciencia es divertida, sumergiendo a sus visitantes en una experiencia multimedia e interactiva. El edificio, con el atrevido diseño de Raymond Moriyama, tiene seis pisos de exhibiciones cautivadoras, demostraciones en vivo, documentales para ver en IMAX y, por supuesto, medidas sanitarias científicamente comprobadas. 

Para más información, hacer reservas y comprar tiquetes, visite https://www.ontariosciencecentre.ca

 

2. La Casa Loma

Salida de un cuento de hadas y una partida de Monopolio, la casa soñada del magnate “sir” Henry Pellatt, inaugurada en 1914, es uno de los atractivos más llamativos de la ciudad. Luego de ser abandonado a causa de la mala fortuna económica de sus dueños, este hermoso castillo estuvo a punto de ser demolido, hasta que quedó en manos de la ciudad de Toronto y manejado por Liberty Entertainment Group encontró su destino final como interés turístico, escenario de filmaciones, lugar de reunión y eventos especiales. El visitante puede recorrer a su aire desde los hermosos jardines hasta las habitaciones de los primeros habitantes del castillo, que también ofrece eventos especiales y exhibiciones temporales, y para los paladares más finos, allí hay dos de los más exclusivos restaurantes de Toronto. 

Para más información, visite https://casaloma.ca

 

3. CN Tower

Debido a un problema de comunicaciones, la ciudad de Toronto enfrentó un reto nunca visto: crear una torre-antena de 553,33 metros, cuya construcción tardó cuarenta meses a cargo de 1.537 trabajadores cinco días a la semana 24 horas al día. CN Tower invita a jugar con la adrenalina en su mirador a 447 metros del suelo, además de sus pisos de vidrio, ascensores de gran velocidad, restaurante giratorio y, ¿por qué no?, un paseo por la plataforma, ¡por fuera de la torre!, a 356 metros de altura. 

Para más información sobre horarios y precios, visite https://www.cntower.ca

 

4. Museo Real de Ontario

Con 21 salas repletas de historia, arte, arquitectura, ciencia y biodiversidad, el Museo Real de Ontario es una parada que usted no se quiere perder. Su amplísima colección es digna de varias horas, si no días, de atención, así que la recomendación es elegir con mente fría un par de temas para explorar y dedicarles el mayor tiempo posible antes de seguir enfrentando esta cosmopolita ciudad. El edificio, además, es una joya de la arquitectura ecléctica, en donde lo moderno ha intervenido lo clásico, resaltando a más no poder en el paisaje citadino. En fin, una obra para visitar por dentro y por fuera.

Los tiquetes solo se venden en línea y se requiere hacer reservación para la visita en la página https://www.rom.on.ca/en

 

5. El puerto

Las actividades al aire libre fueron las primeras en ser permitidas, y es que estas no solo implican una mejor seguridad sanitaria, sino que ayudan de forma sustancial a mejorar la salud mental. El sol, la brisa y el aire puro son algo que estuvimos dando por sentado todos estos años. Entonces, no hay mejor manera de volver a la normalidad que visitar el puerto de Toronto, comer disfrutando de la vista al lago Ontario, abordar el ferry o un velero para disfrutar del horizonte citadino, montar en bicicleta o hacer un picnic en algún parque frente al agua. Es todo lo que se necesita para disfrutar de un hermoso día de sol.

Para poder conocer las actividades diarias, visite algún portal de turismo oficial. 

 

6. Museo de Ilusiones

“Una foto vale más que mil palabras; una ilusión vale un millón”. Estas palabras bien podrían describir el sitio más “instagrameable” de Toronto. Las salas del Museo de Ilusiones le harán volar la cabeza a usted y sus seguidores, usando ciencia y algo de magia para entretener a quien se atreva a pensar fuera del parámetro. Además, el Museo tiene una sala de juegos, para que deje la tecnología de lado (obvio, después de postear sus increíbles recuerdos) y se atreva a descifrar acertijos juguetones que incluso podrá llevarse casa. 

Para más información sobre horarios y entradas, visite https://museumofillusions.ca

 

7. Mercado St. Lawrence

No hay mejor forma de conocer a un pueblo que alrededor de su mesa; por tal razón, este mercado histórico, que data de 1850, es un infaltable en su visita a Toronto. St. Lawrence esconde los mejores rincones gastronómicos de la tradición local. Entre tiendas de artesanías y comida, podrá catar lo mejor de la mesa canadiense: quesos, tocino, “bagels” y mucho más. Además, ahora en The Market Kitchen (la cocina del mercado) podrá tomar clases con los mejores cocineros y llevarse a casa las recetas de estos increíbles platillos. 

Para conocer más sobre las clases y los locales, visite http://www.stlawrencemarket.com

 

8. Salón de la Fama del Hockey

Cuando se habla de Canadá es imprescindible hablar de hockey, pues este deporte hace parte de su historia. Pero no se preocupe,  aunque usted no tenga idea de este deporte, al salir de la ciudad algo habrá aprendido. Y, sin duda, el mejor lugar para apreciar el deporte nacional es el Salón de la Fama del Hockey que  presenta la mejor colección de indumentaria deportiva, así como la historia del deporte y de sus jugadores más notables.

Para información sobre horarios, entradas y protocolos, visite https://www.hhof.com/index.html

 

9. Distillery District 

Hace poco más de veinte años, un grupo de jóvenes visionarios se juntaron frente a un edificio industrial de arquitectura victoriana y soñaron con una comunidad de artistas, diseñadores, chefs y pensadores que le dieran vida a una posible restauración excepcional. Así fue como en 2003 abrió el Distillery District, conservando la historia arquitectónica en su máximo esplendor por fuera y, puertas adentro, la modernidad al mejor estilo hípster. Sus “boutiques” y su gastronomía hacen de este el lugar perfecto para ver cómo el arte y la cultura local brotan por entre los ladrillos. 

Para información, mapas y calendario de eventos especiales, visite https://www.thedistillerydistrict.com

 

10. Parques y playas

Canadá es un país que disfruta de una riqueza natural que deja sin aliento. Cada provincia ofrece paisajes irreales y Toronto no se queda atrás. En cada temporada hay una excusa para salir y disfrutar de los festivales y actividades al aire libre o explorar a paso único lo que más le atraiga, como lugares para practicar “paddleboard” o jardines y playas para descansar. Island Park, High Park (la joya de la ciudad) y las riveras y parques naturales con lagos glaciares, pinos y atardeceres de ataque, alrededor de la urbe, serán lugares ideales para hacer un picnic. 

Para información sobre cada lugar, visite los canales oficiales en https://www.toronto.ca/explore-enjoy/parks-gardens-beaches/