Contáctanos

Destinos

Los diez de Montreal

Montreal, el alma cultural y artística del país, de habla francesa, con una fascinación por los festivales y casa del mundialmente famoso Cirque du Soleil, te espera para disfrutar al máximo este reencuentro. Estos son sus diez imprescindibles.

Por: Julia Henríquez  

Fotos: Javier Pinzón

 

1. Vieux-Montréal

Calles adoquinadas del siglo XVII y arquitectura francesa que quitan el aliento. Este barrio es la piedra fundacional de la ciudad de Montreal y su centro histórico. Hoy, lejos de pasar al olvido, el viejo Montreal brilla atrayendo locales y turistas hacia sus restaurantes, museos, galerías y mercados. La Plaza Jacques Cartier, por ejemplo, cobra vida en verano y se convierte en una zona peatonal que no querrá perderse. Y hablando de imperdibles, no pasará de largo al ver la Basílica de Notre-Dame.

Para información de actividades, mapa y galería, visite http://www.vieux.montreal.qc.ca

 

2. Basílica de Notre-Dame

En 1824 comenzó la construcción de esta obra de arte y museo eclesiástico. Su estilo neogótico, los impresionantes trabajos de madera, los campanarios y el majestuoso altar hacen de la Basílica un lugar imprescindible de la ciudad vieja de Montreal. Pero la Basílica, como templo sagrado, no es lo único que captura la atención. AURA es un espectáculo de luces y música dentro de la iglesia que lo lleva a otra dimensión y lo conecta con todo lo divino del universo, póngale el nombre que le ponga. El estreno del renovado AURA fue a mediados de agosto. 

Para más información sobre el espectáculo, visite https://www.aurabasiliquemontreal.com/en

 

3. Oratorio de San José 

Erguido sobre magníficos jardines, el Oratorio de San José, al igual que la Basílica, se convierte en algo más que un monumento sagrado. Además de ser un edificio renacentista, esta iglesia católica es un hermoso lugar para disfrutar los calurosos días del verano. Los jardines decorados con coloridas flores, su reserva natural de madera y los conciertos de piano son una razón adicional para visitar este recinto más allá de las creencias personales.

Para más información del lugar y futuros proyectos, visite https://www.saint-joseph.org/en/

 

4. Museo de Bellas Artes de Montreal

Inaugurado en 1860 por la Asociación de Arte de Montreal, el Museo de Bellas Artes es el primero del país. Esta gran iniciativa trajo a la ciudad toda una vida de cultura, arte, música y ahora instalaciones multimedia. El museo parece tener vida propia, con su interminable expansión y constante cambio, siempre intentando innovar y democratizar el arte y la cultura. Ahora tiene más de 45.000 elementos entre pinturas, fotos, decoraciones y demás expresiones artísticas, que van sumando a esta meca de la inspiración. Además de las muestras permanentes y cambiantes, el museo ofrece actividades especiales de todo tipo. 

Para más información sobre horarios o actividades especiales, visite https://www.mbam.qc.ca/en/

 

5. Parque Mont-Royal

El Parque Mont-Royal, pulmón, centro de encuentro y orgullo de la ciudad, está conformado por tres montañas, que fueron unidas hace miles de años por un glaciar, ahora inexistente. Desde que los primeros pobladores caminaron por estas tierras norteamericanas, este lugar ha tenido una gran importancia. En 1821 fue creada allí la Universidad McGill y ahora es casa de otras instituciones de educación superior. En 1872, la ciudad de Montreal, preocupada por el crecimiento industrial y posible destrucción de las áreas verdes, compró las 280 hectáreas que componen el parque, con el objetivo de proteger al máximo su biodiversidad y garantizar la permanencia de este pulmón citadino. 

Para información sobre festivales y actividades de verano, visite los sitios oficiales. 

 

6. Canal de Lachine

Existe un recorrido de 13,5 kilómetros, perfecto para dar un paseo en bicicleta, que une el puerto nuevo y el viejo y pasa sobre el canal de Lachine. Allí es posible navegar en bote y disfrutar del clima, caminar sin destino por los bares y tiendas o simplemente disfrutar del paisaje. Se podría terminar la jornada en el puerto viejo, subiendo a sesenta metros de altura en una canastilla con piso translúcido y rodeada de ventanas para admirar una excelente panorámica de la ciudad; por supuesto, hablamos de la icónica Gran Rueda de Montreal. 

Para más información sobre esta atracción, visite https://www.lagranderouedemontreal.com/es/about

 

7. Parque Jean-Drapeau

Situado en dos islas frente al puerto, este parque está dedicado al medio ambiente, la conservación y la recreación saludable tanto en la tierra como en el agua. En el parque hay tures ecológicos, clases de yoga, muestras de arte, “paddleboard”, caminatas por los senderos, paseos en bicicleta, canoas, kayaks y, por supuesto, la inmensa Biosphère, museo que lo dejará atónito. En invierno, cuando la nieve cubre el verde con su manto blanco, es hora de sacar los trineos y los patines, pues la diversión aquí no la mata ni el frío.

 

8. Jardín Botánico

En medio de la gran depresión, las elecciones locales y la Segunda Guerra Mundial, un visionario logró concretar el sueño de crear un jardín botánico en medio de Montreal; una ciudad que sabe apreciar la naturaleza y la recreación bajo el sol. En los años 70 y 80, las actividades de investigación, la economía creciente y la sociedad con la Universidad de Montreal hicieron que el Jardín tomara finalmente el rumbo deseado y el invernadero nunca dejó de crecer. El Jardín posee una colección de 22.000 especies de plantas y cultivos, diez invernaderos de exhibición y más de veinte jardines temáticos a lo largo y ancho de las 75 hectáreas que lo componen. 

Para más información, visite https://espacepourlavie.ca/en

 

9. Biodomo 

El Biodomo de Montreal permite experimentar cinco tipos de ecosistema bajo un solo techo. El espacio fue construido originalmente como un velódromo para los Juegos Olímpicos de 1976; sin embargo, en 1989, en conmemoración por los 350 años de la ciudad, el Biodomo se convirtió en la Casa de la Vida.  Sin importar el sol de verano o el frío invierno, en el Biodomo el visitante puede caminar por las selvas tropicales de América, el Golfo de Saint Lawrence, los bosques de maple de Laurentian y por la costa de Labrador y las islas subantárticas. Es un majestuoso lugar, oasis de vida, para aprender sobre la interacción de plantas y animales que habitan en diferentes latitudes.

 

10. Place des Arts

También conocido como el Quartier des Spectacles (Distrito de los Espectáculos), es hogar de la Orquesta Sinfónica de Montreal, la Orquesta Metropolitana, Les Grands Ballets Canadiens y la Ópera de Montreal. Place des Arts fue una iniciativa del alcalde Jean Drapeau, destacado amante de la ópera, como parte de un proyecto para expandir el centro de la ciudad hacia el este. Alberga los mayores festivales, actividades culturales y eventos populares de Montreal durante todo el año: el Festival internacional de Jazz de Montreal, Les Francofolies, Just for Laughs, Montréal en Lumière y el Grand Marché de Noël.