Contáctanos

Vistas de Panama

¡Disfrute el verano!

Guía para entusiastas y amantes de la naturaleza y la cultura. Sitios en los alrededores de Ciudad de Panamá o muy cerca para conocer, disfrutar, relacionarse con sus habitantes y hacer ejercicio.

Por: Ana Teresa Benjamín
Fotos:  David Mesa y Javier Pinzón

Panamá es un país maravilloso. Con una estación lluviosa que se extiende por nueve meses y pinta de verde jardines y almas, el invierno cede a finales de noviembre para darle paso a un verano que invita a planear esos paseos que solo se disfrutan con brisa y sol.

Con eso en mente, queremos sugerirle una lista de sitios para visitar o cosas por hacer durante los próximos meses; opciones muy cerca de la ciudad capital o a pocas horas de distancia que combinan belleza natural y cultural, aventura y la necesaria dosis de serenidad.

Parque Natural Metropolitano

Con siete senderos, tres miradores y una grúa para explorar el dosel del bosque, el Parque Natural Metropolitano es una opción para quienes disfrutan caminar y descubrir a los seres que habitan el bosque. La mejor parte es que el Parque Metropolitano queda a solo veinte minutos del centro y es uno de los últimos refugios del casi desaparecido bosque seco tropical del Pacífico centroamericano.

El Centro de Visitantes, desde donde lo pueden guiar, está al final de la vía Juan Pablo II. Abre todos los días de 6:30 a.m. a 4:30 p.m. Extranjeros: $4 y $2; nacionales y residentes: $1 y $0,50. Más información: http://www.parquemetropolitano.org

Calzada de Amador

En esta franja de tierra robada al mar hay de todo un poco: espacios verdes para volar cometas, andenes para una caminata tranquila, espacios señalizados para montar bicicleta o patinar, banquitas para ver caer la tarde… En las mañanas y en la tarde es el lugar preciso para una jornada tranquila, pero en las noches el ambiente cambia totalmente por la profusión de restaurantes y bares que hay en la zona. Allí también se encuentra el Biomuseo, que en sus ocho galerías explica cómo cambió el mundo tras el surgimiento del istmo de Panamá, hace tres millones de años.

Más información sobre el Biomuseo: http://www.biomuseopanama.org

Portobelo

Este pueblo del Caribe panameño tiene una historia anclada a la época colonial: Portobelo fue, junto con La Habana y Cartagena, uno de los grandes centros del infame comercio negrero de la época, así como sede de una de las más importantes ferias comerciales del continente. Actualmente, en Portobelo subsisten algunas edificaciones coloniales y, cada marzo, el pueblo se engalana para recibir a los turistas que lo visitan con el fin de disfrutar del tradicional Festival de Diablos y Congos. ¡No se lo vaya a perder! Desde La Guaira, muy cerca de Portobelo, se abordan los botes para cruzar a Isla Grande, un popular destino de playa con una amplia oferta hotelera y de restaurantes.

Portobelo está a 93 kilómetros de distancia desde Ciudad de Panamá, aproximadamente a hora y media por automóvil.

 

El Valle de Antón

Ubicado en la zona central del país, El Valle es un pueblo que combina hermosos paisajes, clima agradable y diversas actividades que ¡hacen imposible aburrirse! El sitio imperdible es el Mercado de Artesanías, con su amplia oferta de productos agrícolas y artesanías elaboradas por los habitantes del lugar, pero en El Valle también hay un serpentario, varios senderos, ríos y la famosa caminata hacia La India Dormida, una montaña legendaria con una trágica historia de amor. La oferta hotelera es amplia. Busque la panadería en la calle principal: todos los días tienen panes y dulces frescos.

A 138 kilómetros por la carretera Panamericana, a poco más de dos horas desde Ciudad de Panamá.

 

Mariposario Cerro La Vieja

Ubicado a treinta minutos de Penonomé, la capital de la provincia de Coclé, el Mariposario Cerro La Vieja es un sitio dedicado al estudio, la reproducción y exhibición de mariposas. Dirigido por biólogos y empresarios panameños, tiene un área aproximada de 1.200 metros cuadrados de senderos y jardines con plantas hospederas y nectarias, además de una pequeña tienda de souvenirs. Para quienes aman las plantas y las “flores aladas”, este será un sitio de ensueño.

A unas dos horas de Ciudad de Panamá, se toma la carretera Panamericana hasta llegar al Hotel Dos Continentes, de Penonomé. Tomando la calle que entra por el hotel, 35 minutos después, está Chigoré. Guíese por los letreros.

Las playas del Pacífico

Están Punta Chame y Malibú; Coronado, San Carlos, Río Mar; Santa Clara, Playa Blanca y Farallón… La oferta de playas en la costa Pacífica de Panamá es variada e incluye sitios que conservan ese encanto de pueblo de pescadores —como Farallón, por ejemplo— hasta los más sofisticados hoteles de la modalidad “todo incluido”, como Playa Blanca. Así las cosas, es posible visitar y disfrutar playas casi solitarias y con restaurantes manejados por la propia comunidad, hasta aquellas administradas por complejos hoteleros con piscinas, varios restaurantes, diversas actividades acuáticas, paseos a caballo y hasta campos de golf. ¿A cuál se anota?

Punta Chame, la playa más cercana, está a cuarenta minutos de Ciudad de Panamá. A Farallón, la última, se tarda un par de horas. Todas son accesibles desde la carretera Panamericana, siempre hacia el lado izquierdo.

La Laguna de San Carlos

Un lugar perfecto para pescar, acampar, disfrutar de sus vistas espectaculares y de la brisa fresca que recorre el bosque circundante. Situada en el distrito de San Carlos, a dos horas de Ciudad de Panamá y a 25 kilómetros de distancia de la carretera Panamericana, desde la Laguna se puede emprender la caminata hacia el cerro Picacho, con una altitud de 1.183 metros sobre el nivel del mar. Ahora, le advertimos: el camino hacia el Picacho es estrecho y empinado, por lo que se lo recomendamos solo a aquellos con experiencia en senderismo y trekking.

Atento a la entrada a Las Lajas, poco después de Chame, pues desde allí son 45 minutos de camino en auto. Tenga cuidado: la carretera es angosta en algunos tramos y con curvas cerradas. Al final de la carretera hay dos caminos; tome el de la derecha. Los lugareños cobran una tarifa de ingreso de $0,50 por persona y $5 por auto. Por carpa, el costo empieza en los $9 (tres personas).

Las montañas de Chicá 

A solo setenta kilómetros de la capital, Chicá es un poblado del distrito de Chame al que se accede por la popularmente conocida como “loma de Campana”. El camino hacia el pueblo es ya parte del paseo, porque desde la carretera puede verse la Bahía de Chame, a la izquierda, mientras el verde de las montañas se impone del lado derecho con sus árboles, helechos y musgos. A medio camino se encuentra un mirador, donde vale la pena apearse para disfrutar del impresionante paisaje y del aire a libertad. Otra opción es organizar el ascenso a Cerro La Cruz, si bien es recomendable hacerlo con guía. Al propio pueblo de Chicá es mejor ir en abril, cuando los lugareños organizan la Feria de las Flores donde, además de venta de plantas, se ofrecen productos agrícolas sembrados por los campesinos de la región.

Por la carretera Panamericana, a 83 kilómetros de Ciudad de Panamá, doblando por la entrada de Campana. Desde allí son 25 minutos más de camino hacia adentro.

Advertisement Enter ad code here