Contáctanos

Ecología

Junio: Mes del ambiente

En junio se celebran cuatro días importantes para el planeta en todo el mundo: el 5 es el Día Mundial del Medio Ambiente; el 8, de los Océanos; el 17, de Lucha contra la Desertificación, y el 29, de los Trópicos. Días de reflexión sobre problemáticas que nos aquejan y son condicionales para nuestra sobrevivencia en el planeta, nuestra única casa posible.

Texto y fotos: Javier A. Pinzón

“No estamos aquí de paso / para pisotear las rosas / Ni marchitar su aliento / de aromas sagrados / con nuestra razonable epilepsia inquisidora / porque la Tierra reverdecerá sin nosotros / pero nosotros sin ella / no viviremos un instante”.

Gonzalo Arango (Providencia)

 

Día Mundial del Ambiente: 5 de junio

Cada año, usamos 500.000 millones de bolsas plásticas y al menos ocho millones de toneladas de plástico terminan en los océanos: el equivalente a la descarga de un camión de basura cada minuto. Es por esta razón que este año el Día Mundial del Ambiente se dedicará a concienciar sobre el uso innecesario del plástico.

India será el centro de la celebración global, bajo el lema “Un planeta #SinContaminación por plásticos”. La campaña insta a los gobiernos, la industria, las comunidades y las personas a unirse para reducir urgentemente la producción y el uso excesivo de plásticos desechables. El doctor Harsh Vardhan, ministro de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático de India, sostuvo que si todos hacemos al menos una buena acción cada día, como parte de nuestra “responsabilidad social verde”, habrá millones de buenas obras verdes cada día en el planeta. En América Latina y el Caribe, las celebraciones tendrán su capital regional en Perú, uno de los primeros países en unirse a la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente, que busca reducir drásticamente la contaminación por plásticos en los océanos.

Día Mundial de los Océanos: 8 de junio

La Tierra es el “planeta azul” debido a nuestros océanos. El agua ocupa el 70% de su superficie, pero no solo le da su característico color, pues nuestros océanos son el hábitat de 700.000 especies y sus corrientes regulan el clima mundial. Más de tres mil millones de personas dependen de la diversidad biológica marina y costera para sus medios de vida y han absorbido el 93% de calor extra (CO2) producido por los humanos desde la década de los 70. Y a pesar de todo esto nosotros lo hemos sobreexplotado, destruyendo el hábitat de muchas especies, introduciendo especies invasoras y protegiendo apenas un 3% de su superficie. Aunado a esto, hemos generado su acidificación como consecuencia de la absorción de dióxido de carbono producido por el ser humano. Este es uno de los factores detonantes del blanqueamiento de corales y suele ir de la mano del aumento de la temperatura del agua provocado por el cambio climático.

Debemos responder a los impactos del cambio climático y a la gran polución generada por nosotros. Basta con señalar que por cada kilómetro cuadrado de océano se encuentra un promedio de 13.000 trozos de desechos plásticos. Debemos propiciar un cambio hacia una salvaguardia de nuestros ecosistemas marinos y crear más santuarios marinos, donde se proteja a las especies y hábitats en peligro. Todos somos responsables y todos podemos poner algo de nuestra parte para mejorar esta situación, simplemente reciclando. La quinta Cumbre Mundial del Océano se llevó a cabo en la Riviera Maya, en México, del 7 al 9 de marzo de 2018 y se expandirá hacia una ambiciosa iniciativa mundial sobre el océano basada en cinco pilares: pesca sostenible, contaminación, cambio climático, finanzas y tecnología.

Día Mundial de Lucha contra la Desertificación: 17 de junio

La desertificación es un proceso ecológico en el que el suelo fértil y productivo pierde total o parcialmente el potencial de producción, debido a la deforestación, sobreexplotación de los acuíferos, sobreirrigación, sobreexplotación de la tierra y variación climática. Ahora bien, el 30% de las tierras están degradadas y han perdido su valor real y sus efectos los sufren directamente unos 250 millones de personas, mientras que unos mil millones están en zonas de riesgo repartidas en más de cien países. Entre ellos se encuentran las personas más pobres, marginadas y sin representación política. El acaparamiento de tierras y la tendencia a abarcar tierras productivas de manera precipitada señalan el reconocimiento, cada vez mayor, de que el acceso a tierras productivas será crucial para la mejora en el futuro de la economía, la paz y la estabilidad.

Este año la celebración internacional de esta fecha será acogida por el Gobierno de Ecuador, bajo el eslogan “Las tierras tienen un valor real. Invierta en ellas”, lo cual significa que la tierra es un activo tangible con un valor cuantificable por encima del dinero en metálico. Lo que se quiere lograr con este lema es poner el acento en cómo los consumidores pueden regenerar economías, crear puestos de trabajo y revitalizar los medios de subsistencia y las comunidades, haciendo que los mercados inviertan en gestión sostenible de las tierras mediante nuestras elecciones de compra. Este día nos debe recordar a todos la importancia del suelo en la producción de alimentos y generación de empleo, así como su contribución a la sostenibilidad, estabilidad y seguridad de las zonas afectadas por la desertificación.

Día internacional de los Trópicos: 29 de junio

Para muchos, los trópicos son tierra de sol y playa; es el clima ideal, lleno de playas blancas, palmeras y cocos. Pero no solo es eso, es abundancia, ya que ocupan el 40% de la superficie total del planeta y albergan aproximadamente el 80% de la diversidad biológica, el 54% de las reservas de agua renovables, el 95% de la superficie de manglares, el 99% de las especies de manglares y una gran parte de la diversidad lingüística y cultural del planeta. Sin embargo, la proporción de especies amenazadas allí también es alta, pues, según los datos disponibles, la pérdida de biodiversidad es más alta en los trópicos que en el resto del mundo, casi la mitad de la población que vive en los trópicos sufre la escasez de agua y el área de manglares tropicales ha disminuido desde 1980.

Las zonas tropicales se enfrentan a diversos desafíos que requieren una atención especial, como el cambio climático, la deforestación, la explotación maderera, la urbanización y los cambios demográficos. Se calcula que en 2050, en los trópicos vivirá la mayor parte de los habitantes del planeta y, en concreto, casi dos tercios de la población infantil. La celebración del Día Internacional de los Trópicos es una ocasión para reconocer su gran diversidad y dar a conocer los retos y oportunidades a los que se enfrentan los pueblos que la habitan. Asimismo, nos brinda la ocasión de evaluar los progresos realizados, compartir historias y experiencias del trópico, y reconocer la diversidad y el potencial de la región.

Advertisement Enter ad code here