Contáctanos

Destino Brasil

Fortaleza Paraíso de aventuras

Para los brasileños, Fortaleza ha sido, desde hace muchos años, sinónimo de diversión, aventura, adrenalina y descanso. La capital del estado nordestino de Ceará abre las puertas no solo a playas de calidad mundial, como Praia do Futuro, Jericoacoara y Canoa Quebrada, sino que ofrece una extensa actividad cultural y natural. Desde este mes, Copa Airlines inicia vuelos entre Fortaleza y cerca de 78 destinos en el resto del continente. Gracias a ello, Fortaleza ya no solo será un destino de aventuras para los brasileños, sino para todo el continente americano.

Por: Juan Abelardo Carles R.
Fotos: Javier Pinzón

Las dunas de Canoa Quebrada pueden internarse hasta seis kilómetros tierra adentro y algunas de sus crestas alcanzan hasta cuarenta metros de altura. Son obra de una discusión de millones de años, entablada entre los vientos que llegan del Sahara africano, cargados de arena microscópica, las corrientes marinas y la seca caatinga cearense, que se resiste a ceder terreno a una playa que ambiciona convertirse en desierto.

Tal campo de batalla sirve, sin embargo, como sitio de juegos para turistas y locales, que vienen a Canoa Quebrada para colgarse de tirolesas, remontar los aires en parapente o kitesurfing o, como en el caso de quien les escribe, casi botar el corazón por la boca a bordo de un buggy que sube y baja por los pretiles arenosos con desconcertante destreza. Se podría decir que Canoa Quebrada es un ejemplo quintaesencial de lo que Fortaleza ofrece: un menú de diversión y aventura al alcance, literalmente, de la mano.

Pero no es el único, pues Fortaleza sirve de puerta para muchos sitios parecidos, lo que le da fama al estado de Ceará, del que la ciudad es capital, como una de las mecas a las que peregrinan todos aquellos deseosos de vivir experiencias de turismo extremo o, simplemente, convivir con una naturaleza rica, única y llena de descubrimientos. Hasta ahora, los secretos de Fortaleza han sido disfrutados mayormente por locales o, como mucho, por visitantes de países sureños, pero ahora Copa Airlines abre las puertas a la diversión que la ciudad y sus alrededores pueden ofrecer, gracias a la conexión aérea entre esta y los restantes 78 destinos de la aerolínea en el continente.

Como su nombre sugiere, la ciudad surgió alrededor del fuerte de Schoonenborch, construido por los holandeses en 1649 para oponerse, inútilmente, a los intentos de expulsión de Portugal. El sueño neerlandés terminó en 1654, cuando los portugueses ocuparon el puesto militar, que pasó a llamarse Nuestra Señora de la Asunción. A lo largo de los años creció un asentamiento alrededor de la fortificación; tanto así, que en 1726 se le dio estatus de ciudad, pasando luego, en 1799, a ser capital del recién creado territorio de Ceará.

Hoy, poco queda de las construcciones holandesas, siendo los baluartes, barracas y cañones de la época portuguesa. Desde 1942 sirve de cuartel a la décima región militar del ejército brasileño y en su interior hay un museo dedicado a la historia castrense del país. El complejo es parte del circuito más monumental de la ciudad, en conjunto con la cercana Catedral Metropolitana, dedicada a San José y que fue levantada desde 1938 hasta 1978 siguiendo un estilo ecléctico, en el que impera la inspiración neogótica.

Ya que anda por el casco histórico de Fortaleza, también vale la pena pasar por el cercano Centro de Turismo, ubicado en la antigua penitenciaría de la ciudad. El complejo del siglo XIX alberga un surtido mercado de artesanías, así como los Museos de Arte y Cultura Popular, y de Mineralogía. El Mercado Central de Fortaleza, también cercano, es más grande y moderno, y ofrece una increíble variedad de artesanías cearenses y nordestinas en general.

Otro espacio infaltable cuando se visita Fortaleza es el Centro Dragão do Mar de Arte y Cultura. En cerca de 30.000 metros cuadrados, Dragão do Mar concentra una oferta inaudita de servicios culturales. Desde salas de exposición de arte contemporáneo hasta un planetario, pasando por teatros, anfiteatros, cines, restaurantes, zonas verdes y plazas públicas. Igualmente hay otros espacios culturales, como el Museo de la Fotografía, que completan el panorama de la ciudad.

Marque tarjeta, como quien dice, en muchos de estos lugares, y luego… ¡a la playa! Tan solo en el litoral urbano se puede gozar de casi 34 kilómetros de playas de primera calidad. Comenzando por la tradicional playa de Iracema, que cumple para el turista las funciones de un carrusel de imágenes del diario vivir fortalecense. Un paseo por Iracema puede iniciar, por ejemplo, cerca del Puente de los Ingleses, un hermoso muelle lleno de quioscos y bancas, para luego encaminarse por la playa, entre bañistas, gente tomando el sol, jugadores de vóley playa o simplemente otros paseantes.

Luego del Puente de los Ingleses, otro punto interesante del litoral urbano es el mercado de artesanías de Beira Mar. El conjunto de toldas de venta se agrupa alrededor de una plazoleta en la que se presentan shows de humor. Puede terminar la caminata en el Mercado Dos Peixes, al final de la avenida Meireles. Luego de casi cuatro kilómetros recorridos, se pueden reponer fuerzas en alguno de los restaurantes que se agrupan frente al mercado, a los que puede llevar lo comprado para que se lo preparen a su gusto.

El otro circuito playero relevante de la ciudad es Playa del Futuro. Con una longitud de casi ocho kilómetros y un ancho que puede alcanzar los 270 metros de arena prístina, que da frente a una de las aguas más claras y cristalinas de la región metropolitana de Fortaleza, Playa del Futuro es como un gigantesco campo de juegos, principalmente para el surf y el kitesurfing, y de noche tiene una animada vida de bares y clubes.

Ya fuera de Fortaleza la cosa se va poniendo más interesante en cuanto a playas, volviendo a Canoa Quebrada, de la que hablamos al inicio. La somnolienta villa de pescadores existía desde el siglo XVII, pero fue a mediados de los 70 cuando se convirtió en un retiro de la comunidad hippie y alternativa. Si no le van los paseos en buggy, parapente o la práctica del kitesurfing, también puede participar en excursiones a playas vecinas, como Ponta Grossa, Garganta do Diabo o el río Jaguaribe, entre otros lugares.

El concepto de la playa como un campo de juegos se ha propagado con bastante éxito a lo largo del litoral cearense. Otra playa cercana a Fortaleza, por ejemplo, es Cumbuco. Como está relativamente cerca de Fortaleza, los tour-operadores suelen combinar un city tour con un gran final en esta playa. El Cumbuco Acqua Beach, por ejemplo, reúne toboganes y juegos de piscina frente a la playa para grandes y chicos, en una experiencia mixta, que termina luego con un tremendo banquete en la zona de mesas y paraguas frente al mar.

De este tipo de instalaciones, sin embargo, la estrella es Beach Park, ubicado en Puerto Das Dunas, a veinte kilómetros de Fortaleza. Las dimensiones de Beach Park son titánicas: un espacio de casi 200.000 metros cuadrados, dividido en diversos servicios, entre ellos 18 atracciones de juegos acuáticos. Sus toboganes de decenas de metros de alto, rectos o curvados de modos que desafían la gravedad, y sus fuentes de agua hacen parecer a Beach Park una ciudad del futuro en medio de los palmerales; un espacio hecho definitivamente para no pasar un segundo sin diversión.

Puerto das Dunas, donde se levanta el parque, también tiene otras atracciones que ofrecer: hay diez kilómetros rectos e ininterrumpidos de playas y, como su nombre lo indica, extensas dunas que se pueden recorrer en buggy, motocicleta o incluso a caballo a campo traviesa. El circuito de aventuras no estaría completo sin Jericoacoara, trescientos kilómetros al oeste de Fortaleza. También un pueblo de pescadores en sus inicios, se ha convertido en destino para deportistas de windsurf y kitesurf. Por estar más lejos, Jericoacoara conserva aún su estado original, por lo que hay rutas y sitios designados para practicar los deportes y deleitarse con el paisaje natural típico del nordeste brasileño.

Hay otras playas, como Mucuripe y Sabiaguaba, y senderos como los del parque Morro Blanco, cuyas panorámicas parecen arrancadas de una película surreal. En fin, las opciones de diversión en Fortaleza, y en Ceará en general, son incontables en unas cuantas páginas y la intención de este relato es invitar al lector a viajar a la ciudad y escribir su propia historia de aventuras. La adrenalina será la mejor tinta. ¿Cuándo comienza?


Cómo llegar

Desde Norte, Centro y Suramérica, al igual que el Caribe, Copa Airlines inicia, a partir del 18 de este mes, dos vuelos semanales, los miércoles y domingos, a Fortaleza, Ceará. El vuelo de salida (CM 342) despegará de Panamá a las 3:25 p.m. y aterrizará a las 11:57 p.m. en Fortaleza. Al retorno, el vuelo CM 343 saldrá de Fortaleza, los lunes y jueves, a las 2:13 a.m. y llegará a Ciudad de Panamá a las 6:45 a.m. Más información en www.copaair.com

Dónde hospedarse

Como destino turístico, Fortaleza goza de una variada oferta hotelera que atiende un amplio rango de presupuestos. Durante su gira de cobertura, el equipo de Panorama de las Américas se hospedó en el Gran Mareiro Hotel, en Rua Osvaldo Araújo, 100, Praia do Futuro.

Más información turística sobre la ciudad de Fortaleza y el estado de Ceará en www.setur.ce.gov.br