Contáctanos

Reportaje

Entrevista con Victoria Alonso

Victoria Alonso, presidenta de producción física y postproducción, efectos visuales y animación para los Estudios Marvel, revela algunos de sus secretos en esta entrevista con Panorama de las Américas.

Nacida en Argentina, a los 19 años fue a probar suerte a Estados Unidos como actriz, se graduó de psicóloga y descubrió su pasión por la producción audiovisual. Entrevistamos a Victoria Alonso, la presidenta de producción de Estudios Marvel, una de las mujeres más poderosas de Hollywood, quien, a pesar de su grandeza, no ha perdido la humildad, además de tener el lema “sin el trabajo en equipo sería imposible alcanzar el éxito”. Ella habló de su labor en Marvel, sus ideales y su vida familiar. 

¿Cómo fue tu primer contacto con Marvel?

Estuve ocho años produciendo películas para el exterior y viajaba a lugares como Australia, Canadá y varias partes de Europa. Llegó un momento en el cual no quise viajar más, por lo que decidí aceptar cualquier proyecto que se filme en Los Ángeles. Trabajé un tiempo en Sony. Durante la producción de una película, conocí a Louis D’Esposito (copresidente de Estudios Marvel); cuando terminó, me convocó para un proyecto que se rodaría en Los Ángeles. Acepté sin preguntar de qué se trataba. Al llegar a su oficina me dijo: “¿Quieres conocer al director?”, entré a la sala de conferencias y ahí estaba sentado Jon Favreau. La película era “Iron Man”. Así fue mi primer contacto con Marvel.

¿Hubo química de manera instantánea?

A partir de allí, Louis, Kevin Feige (presidente de Estudios Marvel) y yo descubrimos que tenemos una gran armonía para trabajar; a veces nos entendemos sin necesidad de mirarnos. Cuando terminamos de rodar “Iron Man”, Kevin me pidió que formara parte del equipo del estudio, le agradecí y le dije que sí, siempre que me dejara producir, que era (y es) lo que más me interesa. Es así como compartimos todo el proceso juntos: Kevin lo sueña, y Louis y yo lo llevamos a cabo. 

Hace poco dijiste: “La diversidad y la inclusión no son un juego político para nosotros”. ¿Podrías desarrollar la idea?

Este tema para mí fue una bandera de vida cuando a nadie le interesaba. Lo bueno es que ahora la gente escucha; hay diálogo, existe una comunicación con todos y esto es transcendental.

Para nosotros, la igualdad y la inclusión no son un juego político, no lo hacemos porque esté “de moda”; no se puede llegar a tener este tipo de éxito global si no te ven todas las personas en el mundo. Para nosotros es una responsabilidad representar a todos los que ven nuestras películas, que puedan soñar y verse reflejados. Con respecto a la igualdad entre el hombre y la mujer, es elemental que en todos los ámbitos estemos a la par, porque cuando lo estemos las historias cambiarán, así como los puntos de vista. Lo importante es el progreso, no la perfección, y lograr que todos se vean reflejados; por ejemplo, un niño paquistaní, uno sordomudo, una latina en el personaje de Salma en “Eternals” o un niño que tiene dos papás y ve a uno de ellos como un superhéroe. Representar a todas las personas, hoy por hoy, es una responsabilidad. 

En medio de la entrevista nos interrumpe un sonido de celular, y Victoria, que se destaca por su calidez al hablar, pide disculpas y explica que el teléfono de su hija está conectado al suyo. Victoria está casada con la actriz Imelda Corcoran y tienen una hija de once años: Olivia.

¿Cómo se lleva el ser mamá con tanto trabajo?

El gran regalo que me dio la pandemia es, por ejemplo, que mientras estoy en el piso de abajo y trabajo, escucho a Olivia gritar arriba porque está jugando con sus amigos, y sé que se está divirtiendo. El hecho de que pueda compartir estos momentos, como recibirla cuando viene del colegio, jugar quince minutos al ping-pong, meternos en la piscina o pasear los perros. Lo agradezco profundamente. Cuando recién comenzó la pandemia y trabajábamos en “Viuda Negra”, que fue la primera película que terminamos desde casa, Olivia estaba presente en todas las reuniones. Terminaba con la escuela virtual, se sentaba conmigo y le enseñaba cómo era mi trabajo. Ella me daba su opinión y me hacía correcciones. Si tengo que buscar el lado positivo de la pandemia, sin duda fue poder compartir esto con mi hija. 

Pero mi balance es el mismo de todos los padres: hay buenos días y otros que son bien movidos. Siempre trato de estar más presente. Algo que también nos facilita la tecnología, ya que gracias a esta puedo ver, por ejemplo, cómo mi nena juega en la piscina mientras estoy sentada a unos metros. Son cosas que no las tenía antes de la pandemia, porque cuando voy determinada cantidad de horas a la oficina me pierdo todo lo que sucede en casa. 

¿Cómo fue filmar durante la pandemia?

Culminamos el año con nueve producciones que le dejamos al mundo del entretenimiento, una marca récord para el estudio. Con todas las trabas y problemas que la pandemia nos dio, ya que filmamos a escala mundial, y cada país, ciudad o lugar tiene su protocolo, hubo momentos en que tuvimos que cerrar todo. Así que haber producido tanto fue un gran logro, y lo hicimos desde casa. 

Hacer cine es un trabajo en equipo, como la vida misma…

Nosotros encaramos el día con ganas y con fuerza. Nuestra gente está tan dedicada al arte de hacer cine… un arte de equipo que es lo más lindo. Somos conscientes de que las personas de Latinoamérica nos ven, nos leen, nos escuchan, y es muy importante transmitir que somos un equipo. Como cuando a Salma Hayek le dieron la estrella en el Paseo de la Fama, en Hollywood, y dijo: “Esta estrella no es solo mía, sino que conmigo traigo a todos los latinos del mundo”. Este concepto para mí es fundamental. 

¿Cuál es el trabajo que más disfrutaste producir?

No tengo una serie o película favorita, yo me involucro con todas; cada una tiene su ángel, cada una tiene su aprendizaje, cada una tiene una historia maravillosa. Por ejemplo, que en Roma nos abriesen la parte sagrada del Coliseo (donde han estado muy pocas personas) para filmar “Eternals”, eso jamás me lo hubiese imaginado.

Cada “show” tiene su magia. En este sentido, soy muy enamoradiza de mi trabajo; claro que la primera película que hicimos, “Iron Man”, marcó un momento muy importante en lo que fue la deconstrucción del superhéroe; pero todas tienen y me dejan algo. Es como ser madre de varios hijos, uno nunca puede elegir a uno. Son diferentes formas de amor.

¿Puedes anticiparnos algo de lo que viene en Marvel?

Se viene de todo. Este año terminamos con dos producciones: la serie “Hawkeye”, que es muy divertida. Transcurre en Navidad, en Nueva York. Habla de temas importantes sobre la familia y donde uno pertenece (o no pertenece); también hay sorpresitas, hay que prestar atención a los episodios cinco y seis. Pero las actuaciones de Jeremy Renner y Hailee Steinfeld son inigualables, ellos tienen una química muy especial; además hay un perro que es importantísimo, porque representa a la especie canina. Y la otra es “Spider-Man: No Way Home”, en donde nuestro superhéroe indagará sobre su responsabilidad e identidad.

Advertisement Enter ad code here